Para unirte de verdad a otra persona debes mostrar tu vulnerabilidad

Cuando te muestras puro, inocente, sensible, espontáneo, amoroso, vulnerable… es ahí cuando se produce la magia. Es ahí cuando das y es ahí cuando puedes recibir. Es ahí cuando permites que el otro te vea, que el otro te comprenda y que el otro reconozca lo que ve en sí mismo. Esa es la magia de vivir sin corazas.

Todos somos lo mismo en esencia.

Todas las personas somos lo mismo. Hay algo que nos une. Hay una esencia, un pedacito pequeño que compartimos con El Universo, y que compartimos con el resto de personas. En eso somos iguales. En eso estamos unidos.

Pero para llegar ahí tenemos que soltar corazas, tenemos que romper barreras, y a veces, tendremos que rompernos en pedazos.

Para unirte de verdad a otra persona debes mostrar tu vulnerabilidad. Debes reconocer tu vulnerabilidad. Debes ver la vulnerabilidad en el otro. Y debéis abrazar vuestra propia vulnerabilidad, no intentar escapar de ella. No escapar de la incomodidad que tu propia vulnerabilidad te está provocando.

Somos vulnerables. Somos sensibles. Reconocer eso es reconocer eso mismo en el otro. Entender que él también lo es. Entender que él también tiene esa pequeña parte que nos une al Todo.

Mostrar tu vulnerabilidad es el acto más generoso de amor que puedes hacer en una relación con otra persona. Mostrar lo que realmente eres sin todas esas capas, sin esa coraza, sin esa armadura.

Somos vulnerables, sí. Pero también somos poderosos. También somos libres.

Reconocer tu vulnerabilidad es reconocer tu fuerza, es reconocer tu poder. Reconocer la vulnerabilidad del otro es reconocer su poder, es reconocer su libertad.

Todos somos en esencia lo mismo. Mostrarte vulnerable no es signo de debilidad, es signo de unión, es signo de honestidad. Es la señal de que estás mostrando lo que eres, de que estás empatizando con la persona que tienes enfrente, que también es vulnerabilidad en esencia pura.

Soltemos las corazas, soltemos las armaduras. Eso nos impide estar unidos unos a otros, eso nos impide relacionarnos desde La Verdad, desde la verdad de lo que somos. Eso hace daño.

Eres vulnerable, sí. Todos lo somos. Pero recuerda, también eres fuerte, también eres poderoso, y sobre todo, también eres libre.

Empezar a ser tú implica soltar toda una vida basada en otra identidad

Ser tú es el mejor regalo que le puedes dar al mundo

Tu Verdad no hace daño a nadie.
Tu ego sí tiene esa capacidad.

Reconoce quién eres.
Solo tú puedes darte ese reconocimiento.

Tu Verdad te hará libre a ti y hará libres al resto

Si le das Tu Verdad al mundo,
El Universo te lo devolverá con creces.

EL LIBRO

España: envío gratuito

El fin de la búsqueda es la fiel demostración de que el tiempo, en realidad, no es lineal.

Escribí cada página de este libro sin saber muy bien qué estaba escribiendo. Luego la leía. Luego lo hacía en mi.

Este libro ha sido mi guía en la transformación más profunda que jamás he hecho. Ha desenredado todas las cuerdas a las que me aferraba. Mis creencias, mis heridas, la idea que tenía sobre mi, mi piloto automático, mi adicción a huir.

Este libro es para todo el mundo. Porque simplemente te recuerda lo que ya sabes: cómo volver a ser lo que inevitablemente eres, Tu Verdadero Yo.

Libro "El fin de la búsqueda"

estás a un click de distancia de tener el libro en tus manos

El fin de la búsqueda

Suscríbete para conocer las novedades

Más mensajes en el canal de YouTube

Podcast

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies