Un mensaje para el 2024

Deseo que aprendas a desear, que lo hagas desde el corazón, y desde todo aquello que te conecte con lo que verdaderamente eres, con aquello que no se te puede quitar, con aquello que nunca muere. Deseo que desees con tu ser. Deseo que aprendas a desear.

No os obsesionéis con lo material, con lo temporal, con lo que no es vuestro, con lo que sí os pueden quitar. No pertenecéis a lo terrenal, no pertenecéis al mundo físico, aunque viváis aquí. Recordad de dónde venís y hacia dónde vais.

No abandonéis lo que sois por conseguir algo que no durará mucho tiempo.

No destinéis vuestra energía a cosas que no tienen un valor real en vuestra vida, a cosas que no os acercan más a vosotros, a lo que verdaderamente sois, a cosas que no os aportan paz, luz, amor.

Debéis recordar que lo que sois es eterno. Que lo que sois estará aquí mucho tiempo y que esa es toda fuente de amor, alegría, paz, abundancia, sabiduría, claridad, poder, libertad. Nada que sea perecedero, nada que solo exista en el mundo terrenal, nada que no es vuestro, nada que no es innato, que no es auténtico, que no es genuino… nada de eso lo hará.

Desead. Los deseos son faros que guían vuestro caminar.

Desead. Pero desead todo aquello que os acerque más a vosotros mismos, a vuestra naturaleza, a lo que sí sois.

Desead ser más vosotros. Desead acercaros más al amor incondicional, a la alegría innata, a la paz eterna, a la libertad auténtica, al poder interior, a vuestra energía natural.

Desead para vosotros mismos y que ese deseo sirva al mundo también. Pero primero a vosotros mismos.

Desead con el corazón y no con la cabeza. Desead y luego materializad ese deseo. Estad seguros de que se va a cumplir. Poned toda la energía en ello para que se cumpla. Y no busquéis la forma a través de la mente, sino simplemente manteneos en el deseo. Manteneos en el deseo, en el corazón, y no hagáis nada más.

Cada vez que bajáis al corazón y deseáis, El Universo os está escuchando, está cogiendo ese deseo, y El Universo conoce perfectamente la forma en el que ese deseo puede hacerse realidad. Pero quizá vuestra mente no lo sepa, quizá vuestra mente tenga un límite y no sea capaz de ver. Porque la mente normalmente tiene un velo delante de los ojos que nos impide ver. Por eso, no controléis la forma a través de la mente. Simplemente desead, no hay nada más que hacer.

Desead mientras estáis en el corazón. Y a partir de ahí El Universo pondrá delante de vosotros las piedras del camino, sin que tengáis que hacer nada más.

Estad atentos. Estad atentos porque cada situación o cada persona puede ser una verdadera oportunidad para cumplir ese deseo.

Abrid la mente a nuevas posibilidades. Abrid la mente a nuevas formas. Abrid la mente a que lo que consideráis un obstáculo sea en realidad una oportunidad, un regalo para cumplir ese deseo. Abrid la mente a la facilidad, a la sincronicidad.

Nada es casualidad, todo es causalidad. El tiempo no existe. Tú lo que deseas hoy ya se ha hecho en el futuro. Lo que estás haciendo es cambiar la mirada, es poner la mirada en las formas en las que El Universo te lo pone delante de ti.

Con ese deseo fijas un objetivo y el objetivo es estar atento a las oportunidades, a oportunidades que quizás ya tenías pero que no estabas viendo, porque no estabas poniendo tu atención y tu mirar en esa dirección.

Desear algo con el corazón es crear una dirección. Y esa dirección te llevará a tu destino, a tu legado. No tienes nada que hacer con la mente. De hecho, todo lo que hagas con la mente será ponerte un límite, será ponerte un obstáculo, será bloquearte. Todo lo que hagas con el corazón y todo lo que escuches desde el corazón es volverte a abrir ese camino, es soltar los candados y permitir que ocurra.

Así que simplemente ve al corazón, desea y permite que ocurra.

Cada cosa que veas en tu camino, dale una oportunidad para que sea un regalo y no un obstáculo. Dale la vuelta, míralo desde otra forma, míralo desde otro lugar.

Cambia tu mirada.

¿Se trata de un obstáculo o se trata de una oportunidad?

¿Se trata de una casualidad o se trata de un regalo?

¿Se trata de una dificultad o es más bien una facilidad?

Desear es importante, pero lo más importante es que lo hagas desde el corazón y no desde la mente. Deseando desde el corazón te unirás al resto de Seres del mundo, te pondrás a su servicio y El Universo te corresponderá con todos los regalos que están a tu alcance.

Así que, desea con el corazón y cambia tu mirada.

Las oportunidades están a la vuelta de la esquina.

Empezar a ser tú implica soltar toda una vida basada en otra identidad

Ser tú es el mejor regalo que le puedes dar al mundo

Tu Verdad no hace daño a nadie.
Tu ego sí tiene esa capacidad.

Reconoce quién eres.
Solo tú puedes darte ese reconocimiento.

Tu Verdad te hará libre a ti y hará libres al resto

Si le das Tu Verdad al mundo,
El Universo te lo devolverá con creces.

EL LIBRO

España: envío gratuito

El fin de la búsqueda es la fiel demostración de que el tiempo, en realidad, no es lineal.

Escribí cada página de este libro sin saber muy bien qué estaba escribiendo. Luego la leía. Luego lo hacía en mi.

Este libro ha sido mi guía en la transformación más profunda que jamás he hecho. Ha desenredado todas las cuerdas a las que me aferraba. Mis creencias, mis heridas, la idea que tenía sobre mi, mi piloto automático, mi adicción a huir.

Este libro es para todo el mundo. Porque simplemente te recuerda lo que ya sabes: cómo volver a ser lo que inevitablemente eres, Tu Verdadero Yo.

Libro "El fin de la búsqueda"

estás a un click de distancia de tener el libro en tus manos

El fin de la búsqueda

Suscríbete para conocer las novedades

Más mensajes en el canal de YouTube

Podcast

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies